Cargando. Por favor, espere.

Elena Bau Fotografia

Blog

Memorias de una novia

¡Qué nervios! Miro el reloj y compruebo que solo queda una hora y tres cuartos para pronunciar el “sí, quiero”.

 Elena Bau Fotografía

Necesito un vaso de agua fría, estoy acalorada, necesito cerrar los ojos unos segundos, buscar dentro de mí la calma que estoy perdiendo por momentos; y es que la ilusión y los nervios se entremezclan y comienzan a desbordarse, a desbordarme. Siento el sudor incipiente en las manos y el cuello. Cierro los ojos y busco en mi cabeza la imagen y el momento ideales para relajarme y recobrar esa seguridad y tranquilidad que a menudo me acompañan y que ahora han desaparecido. Y rebuscando entre mis pensamientos encuentro un recuerdo perfecto: aquel abrazo tan dulce, tan sentido, tan largo –más de lo habitual– que nos dimos después de que me pidiese que me casase con él.

Me concentro en el abrazo y consigo evadirme casi por completo. Apenas unos instantes más tarde me pierdo también en el recuerdo de sus palabras, en cada una de ellas, las he leído tantas veces… Palabras manuscritas que aún perviven en el que hoy es para mí el papel más valioso del mundo. Con los ojos aún cerrados revivo aquel momento: “Tengo algo que decirte”, se detuvo de repente en el camino que bordeaba la costa y que tantas tardes habíamos recorrido, y me dijo muy nervioso mientras se arrodillaba: “Una vez soñé con una princesa que se llamaba como tú, que olía como tú, que se reía como tú. Una princesa que me cogía de la mano y me hacía volar, que me besaba y acariciaba el rostro y me llenaba de felicidad. Pero no recuerda su rostro, nunca descubrí quién era… Supuse que no era real. Pero el 17 de mayo de 2011, el primer día que nos besamos, me di cuenta de que esa princesa eras tú. ¿Quieres casarte conmigo?”.

No puedo evitarlo, se me agita el corazón de la emoción recordando este mágico momento, pensando en lo afortunada que soy de haber encontrado a una persona tan especial que me quiere tanto y tal y como soy. Nunca imaginé que pudiese escribir algo tan bonito… ¡Le adoro!

Abro los ojos –ya más relajada–, me observo detenidamente en el espejo y esbozo una amplia sonrisa mientras la peluquera sigue “jugando” con mi pelo. Ya solo queda una hora y cuarenta minutos para el ansiado “sí, quiero”.

 

Un fuerte abrazo del equipo de Elena Bau Fotografía y nuestros mejores deseos para todas las novias que hagan realidad su sueño este fin de semana.

 

  • Escrito en: Bodas
  • Escrito por: Elena Bau
  • En: Julio 16, 2015

2 respuestas a “Memorias de una novia”

  1. Precioso post!! Un texto increíble, que me ha emocionado muchísimo. Esos instantes previos son tan mágicos, tan llenos de nervios, de sensaciones únicas. Nunca olvidaré esos momentos. Un beso.

  2. M.M. dice:

    Es un artículo precioso salido del corazón con tanto sentimiento que merece la pena releerlo.
    Enhorabuena Elena Bau por la foto tan bonita y un texto tan maravilloso!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *